BURBUJAS: ELEGANTES Y REFRESCANTES



El origen del Cava viene asociado a la notoriedad alcanzada por Champagne a finales del S.XVIII; los estudios de microbiología de Pasteur aplicados al vino, supusieron el control de la segunda fermentación en botella, y el descubrimiento del corcho permitió evitar la pérdida de las burbujas producidas en el vino. Nació así el Método Tradicional o Champenoise.

La zona de producción del Cava la integran 160 municipios ubicados en 7 Comunidades Autónomas: Cataluña, Aragón, Rioja, Extremadura y Comunidad Valenciana, aunque el 95% de la producción se concentra en la comarca vinícola del Penedés ( Cataluña ).

En 1991 se promulgó el reglamento propio de la Denominación de Origen y en 1993 se constituye el Consejo Regulador del Cava en conformidad con las disposiciones de la U E.
Sólo puede elaborarse Cava con uvas procedentes de las variedades autorizadas por el Consejo Regulador; para Cavas rosados, se admiten dos variedades tintas: Pinot Noir y Trepat; y para los demás Macabeo, Parellada, Xarel-lo, Garnacha tinta y Malvasía Riojana.

Como si del vino se tratase, también el cava tiene calificación de cosechas por añadas, esto deberemos de tenerlo en cuenta a la hora de adquirir botellas, al igual que los siguientes consejos que detallo a continuación:

CALIFICACIÓN DE AÑADAS DE CAVA CATALÁN:
-Buena: 1994, 1995, 1997,2003, 2004.
-Muy Buena: 1993, 1996, 1998, 1999, 2001, 2002, 2005.
-Excelente: 2000, 2006.


A partir de las variedades autorizadas que hemos comentado, se elabora el vino con un proceso de vinificación normal, y se hace el coupage que se desea.

El método tradicional empieza con el tirage, que no es más que el embotellado de ese vino añadiendo licor de tirage ( mezcla de vino blanco, azúcar y levaduras que al fermentar producen dióxido de carbono y aromas característicos ).

Las botellas se tapan con un tapón de chapa y se dejan en reposo en posición horizontal, en cavas con una temperatura constante de 15º, y la duración de la crianza como mínimo es siempre de 9 meses.

Para eliminar los restos de levaduras y otras impurezas, se realiza el removido, que se produce en los pupitres donde las botellas habrán estado inclinadas para acumular los sedimentos en el tapón ( tradicionalmente se giraban las botellas en los pupitres un cuarto de vuelta, al mismo tiempo que aumentaba la inclinación de las mismas ).

Cuando la botella está en punta –totalmente invertida- se realiza el “degollamiento”, que consiste en destapar las botellas dejando salir una parte del líquido con los sedimentos. Actualmente, se congela el cuello de la botella y al destaparla el bloque de hielo se dispara con los sedimentos.
Se puede sustituir el líquido perdido en el degollamiento con el llamado licor de expedición, que es azúcar disuelto en vino blanco o aguardiente. La cantidad de azúcar que contenga determinará el tipo de cava:

-Brut Nature: sin azúcar añadido
-Extra Brut: hasta 6 g de azúcar por litro
-Brut: hasta 15 g de azúcar por litro
-Extra Seco: entre 12 y 20 g por litro
-Seco: entre 17 y 35 g por litro
-Semiseco: entre 33 y 50 g por litro
-Dulce: más de 50 g por litro

En el Brut Nature y Extra Brut no se añade licor de expedición, tan sólo se añade vino.

Las copas adecuadas para su consumo y servicio son las de tipo flauta ( alargadas ), y la temperatura ideal oscila entre 5º y 7º.
Como os he comentado otras veces, es recomendable tomarlo como aperitivo o para acompañar toda la comida, pues con los dulces a la hora del postre, suele ser bastante indigesto, con excepción de los Cavas Dulces.

También deciros que actualmente lo más "IN" es tomar Cavas Rosados, aunque como habéis comprobado tenemos una amplia variedad para todos los gustos. Así que sólo me queda desearos buenos deseos repletos de burbujas doradas…

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
SALAMANCA, SALAMANCA, Spain
SUMILLER ( Hotel Escuela Bellamar, Marbella 2004 ) PREMIO MEJOR PROFESIONAL DEL SECTOR DE HOSTELERÍA DE SALAMANCA 2011

Seguidores