OPORTO: LOS MEJORES TINTOS DULCES DEL MUNDO



Las continuas guerras entre franceses e ingleses llevaron a éstos a descubrir los vinos de Oporto.
Para asegurarse de la estabilidad de los vinos tras los largos viajes por mar,
les añadían una pequeña cantidad de brandy antes de embarcarlos. Pero el Oporto
que conocemos hoy en día se creó en el siglo XIX. El brandy comenzó a añadirse
durante y no al final de la fermentación, en respuesta a la demanda de los consumidores británicos de vinos cada vez más dulces. Las técnicas de elaboración del Oporto han evolucionado y de hecho todavía se siguen perfeccionando.

Hay que aclarar que el Oporto no se elabora en Oporto, sino que recibe el nombre del puerto a
partir del cual se comercializa.

La región se subdivide en tres subzonas que de Oeste a Este se llaman “Baixo Corgo”, “Cima
Corgo” y “Douro Superior”, (en español Bajo Duero, Alto Duero y Duero Superior) la de máxima calidad es “Cima Corgo”, se centra alrededor de Pinhâo.

Los suelos han de ser de pizarra o esquisto, no se permite el cultivo en suelos graníticos. De hechose comenta que para ver los suelos del Duero es necesario visitarlos bajo la luz de la Luna. Si los suelos brillan es por el cuarzo de los suelos graníticos, solo los más oscuros suelos,
en los que no se refleja la luz se autoriza el cultivo del viñedo destinado a la elaboración de los Oporto.

Hay muchas variedades permitidas, junto a unas veinte aprobadas. Han sido reconocidas particularmente por su gran calidad: la Touriga Nacional muy oscura y tánica, Touriga Francesa,
Tinta Roriz (Tempranillo) más pálida y suave, Tinta Barroca y Tinta Câo.

Los Oportos jóvenes son llevados a Vila Nova de Gaia, unos cuatro meses después de la vinificación, en donde serán separados por categorías y podrán envejecer bajo un clima más
suave que el del Duero. Hasta los años 60, fecha en que se construyeron presas y dejó el Duero de ser navegable, los vinos eran llevados corriente abajo en barcos “rabelos” en barricas a medio llenar. Con frecuencia los barcos volcaban y de esta forma resultaba más fácil recuperar la carga de toneles que permanecían flotando. Hoy se llevan en camiones cisterna.

“Si alguien hubiera ofrecido a Baco un cáliz de vino de Oporto, hoy en día el dios no sería romano, sino portugués, porque es muy difícil no sucumbir a los placeres de este divino
elixir.”

Podemos clasificarlos en dos grandes categorías atendiendo a si son envejecidos en botella o en depósitos.

Los envejecidos en depósitos de madera se caracterizan por el hecho de estar listos
para el consumo después de haber sido sometidos a clarificación, filtrado y
embotellado.

Los destinados a ser envejecidos en botella, han sido de todos modos sometidos a un
envejecimiento en madera durante un breve período de tiempo y embotellados sin
ningún filtrado. Estos vinos pueden necesitar de 20 o 30 años para estar listos
para ser consumidos.

Ruby: Es uno de los estilos más simples y baratos. Grandes volúmenes de vinos son
envejecidos durante dos o tres años y embotellados cuando aún retienen colores vivos. Se trata de vinos relativamente jóvenes, de varias cosechas envejecidos en todo tipo de depósitos (madera, cemento e incluso acero) que son sometidos a filtración previa al embotellado. A veces son incluso pasteurizados, dando como resultado aromas de torrefacción.

Tawny: el término tawny se emplea para una gama demasiado extensa, por tanto confusa de Oportos. En teoría los tawny son vinos que han sido sometidos a un envejecimiento en madera,
durante más tiempo que los ruby por lo que pierde color y adquiere notas ambarinas o amarronadas. En la práctica, mucho de los vinos tawny no son más viejos que los Ruby y por ello se pueden encontrar por el mismo precio. La diferencia entre los ruby y tawny “comerciales” es que los ruby se obtienen de mezclas de vinos más ricos de color, mientras que los tawny son mezclas de vinos más ligeros, frecuentemente de la zona de Baixo Corgo, en donde las uvas
raramente alcanzan madurez suficiente. En algunas ocasiones la menor intensidad de color es atribuible al método de elaboración como también puede tratarse de mezclas con Oporto blanco. En este caso los vinos tendrán colores rosáceos más que tawny. Muchos de los tawny de este estilo son dejados envejecer en el Duero para acelerar su oxidación e incluso pasteurizados, con ello pierden los aromas afrutados que pueden tener los envejecidos en Vila Nova de Gaia.

Tawny envejecido: Son los que se han dejado envejecer en depósitos de madera durante 6 o más años, adquiriendo su color característico y una suave y sedosa estructura. La inmensa mayoría de este estilo de vinos llevan una indicación de la edad en la etiqueta. Los términos 10, 20 , 30 o más de 40 años son aproximados, pues se elaboran a partir de mezclas de vinos de diferentes cosechas.
Estos vinos se elaboran a partir de vinos de la más alta calidad. Son vinos que han sido apartados con la esperanza de que pudiesen alcanzar el grado de Vintage, y que han envejecido hasta que el “shipper” considera oportuno proceder a su mezcla y embotellado. En la etiqueta suele figurar la fecha de embotellado, lo que es importante pues están listos para ser consumidos nada más ser embotellados.

Vintage: Este es el estilo más caro, sólo vinos de una misma cosecha (Vintage) declarada
excepcional son mezclados y embotellados después de estar entre 2 y 3 años en madera. Son puestos a la venta corriendo el envejecimiento de parte del comprador, debiendo guardarse 15, 20 30 y más años. Sólo las uvas procedentes de Cima Corgo, en años excepcionales serán
aptas para elaborar este tipo de vinos.

Son vinos que requieren ser decantados pues tras su largo envejecimiento se forma un pesado
sedimento, “crust”. Las botellas antes de ser decantadas son degolladas, se cortan por contraste de temperatura, tras sujetar su cuello con unas tenazas al rojo vivo se envuelven en un fieltro que ha estado en agua helada produciéndose un corte limpio por debajo del corcho, que sería prácticamente imposible extraer por el deterioro de los años.

Colheita: Son vinos Tawny, embotellados con mención de la cosecha en la etiqueta. Por ley
tienen que ser envejecidos en madera por un mínimo de 7 años, límite que se suele superar. Han de ser consumidos en no más de un año a partir de su embotellado.

LBV (Late Bottled Vintage): Son también vinos de una sola cosecha embotellados entre el cuarto y sexto año de la cosecha. Se pueden distinguir dos estilos, los tradicionales, de los que ahora nos ocupamos, siendo vinos que no han sido sometidos a filtración o tratamiento. Al igual que los Vintage necesitan ser decantados antes de servirse. Se elaboran en buenas cosechas, aunque no declaradas y están listos para beber entre cuatro a seis años desde su comercialización.

LBV: De segunda categoría han sido filtrados y estabilizados por frío antes del embotellado, para prevenir la formación de sedimentos. Estos no son necesariamente mejores que un Ruby. Se están realizando presiones para retirar la palabra Vintage y llamarlos tan sólo LB.

Vintage Character: Aquí la legislación es nuevamente imprecisa. Se trata de Ruby excepcionales envejecidos en madera durante 5 a 7 años, antes de ser filtrados y embotellados. No son vinos de una sola cosecha, sino de mezcla de varias.

Single Quinta Vintage: Se elaboran como un Vintage, envejeciéndose en madera
entre 2 y 3 años y embotellados sin filtración. Son equivalentes a vinos de “Chateaux”, ya que sólo se elaboran a partir de sus propios viñedos. Los años de elaboración suelen ser buenos, pero de cosechas no declaradas, pues si se declara la cosecha intentarán ser destinados a Vintage.

Crusted o Crusting Port: Así llamados por el sedimento importante que hace necesario su decantación. Son vinos de cuerpo importante pero no proceden de una sola cosecha, son mezclas de buenos vinos que se embotellan jóvenes, debiendo ser envejecidos en botella por unos 3 a 5 años.

Garrafeira: Término más empleado en vinos de mesa que en Oportos. Son vinos de una sola cosecha que se envejecen durante un breve período de tiempo en madera, seguidos de un
envejecimiento relativamente largo en garrafas de 5 a 10 l de capacidad. Tras 20, 30 o incluso 40 años en garrafas, son decantados y embotellados en botellas convencionales.

El afán es mantener elevado el nivel de los que sin duda son los mejores vinos tintos dulces del
Mundo.


“El amor y el vino por encima de todo”

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
SALAMANCA, SALAMANCA, Spain
SUMILLER ( Hotel Escuela Bellamar, Marbella 2004 ) PREMIO MEJOR PROFESIONAL DEL SECTOR DE HOSTELERÍA DE SALAMANCA 2011

Seguidores