EL AGUA SE VISTE DE ETIQUETA



Ya son muchos los restaurantes concienciados del empuje de la moda de tener una carta de aguas que comparta protagonismo con la de vinos.
Al margen de las discursiones sobre si el agua tiene o no sabor, o para qué tipo de dietas o enfermedades es recomendable según su composición química, parece innegable que está en auge; qué famoso la consume o el diseño de la botella son producto del marketing que hace que una botella valga el doble que otra no muy diferente en su composición química.
En la mayoría de casos las marcas son sólo diseño.


El empuje de las aguas de importación no empaña el consumo de marcas nacionales; muchos consumidores las eligen simplemente porque son de “su tierra”, pero también hay marcas con prestigio internacional como el agua mineral natural con gas Vichy Catalán ( que brota espontáneamente a 60º C en un manantial de Gerona ), o Solan de Cabras ( Cuenca ), que ha llegado a casas reales como Japón o Arabia.

La diferencia del agua mineral natural con el agua potable, es que la primera aporta oligoelementos y minerales beneficiosos para el organismo, y para mantener una dieta saludable.

El agua es prácticamente pura cuando sale de las nubes, posteriormente se convierte en agua mineral - cuyas características están relacionadas con los acuíferos por donde haya circulado-. ( Ej: si son calcáreos será bicarbonatada cálcica pero pobre en sílice, si se encuentra rocas graníticas en su recorrido tendrá mayor porcentaje de sílice).
Otros materiales sedimentarios como arcillas o yesos, irán enriqueciendo las aguas subterráneas hasta el momento de emerger, por lo que se denominan aguas minerales- ya que se han enriquecido con sales minerales en su recorrido por el subsuelo-.

Las Aguas Termales, son las aguas de los Balnearios, utilizadas desde tiempo inmemorial ( Termas ), ahora se han recuperado y se utilizan desde tratamientos antiestrés, antitabaco, tratamientos de belleza…como decía Plinio El Viejo “Es capaz de curar todos los males”.
Además de las aguas termales, entre las subterráneas se distinguen las mineromedicinales ( utilizadas en balnearios para los distintos tratamientos y embotellada para consumo ), las minerales naturales y las de manantial.

También envasadas nos encontramos con aguas de manantial, aguas potables de origen subterráneo y aguas preparadas ( sometidas a tratamiento físico-químico para adaptarlas a la legislación vigente).

El consumidor ya acepta los beneficios de las aguas minerales naturales, y me preguntan por ejemplo si es mejor tomarla con o sin gas, si el agua rica en litio ayuda a perder grasa ó si las calcáreas son astringentes ó laxantes. En las etiquetas se nos informa de los beneficios de cada una de ellas.
En cata las aguas se distinguen además de por sus componentes también por su sabor, así que nos encontramos:

-Aguas Aciduladas: Tienen alto contenido en anhídrido carbónico y alcalinas, con iones de sodio y bicarbonato; son aguas digestivas porque frenan la acidez gástrica.
-Amargas: Contienen iones de sulfatos por lo que ejercen un suave efecto laxante.
-Calcáreas: Son ricas en calcio, por lo que son un buen complemento para intolerantes a la lactosa, pero contraindicada para los cálculos renales por ejemplo.
-Las aguas que contienen Magnesio se recomiendan por sus efectos laxantes y para favorecer la digestión de grasas.
-Aguas Fluoradas: Protegen el esmalte dental y previenen la caries, son aguas ricas en yodo.
-Aguas con Sales de Potasio, indicadas para quien ingiere diuréticos pero contraproducentes para personas con cálculos renales ó cirrosis.
-Aguas ricas en Sodio: se encuentra en casi todas las aguas, las de mayor proporción están contraindicadas para problemas de tensión.

En cualquier caso beban mucha agua, se llame como se llame cuidemos los acuíferos naturales y Salud!!!

1 comentario:

Ángel Ríos dijo...

Yo soy bastante especial para el agua, (y un gran consumidor), bebo mucho, y he mantenido muchas discusiones sobre si tiene o carece de sabor. Yo pienso, que aparte de la marquitis, embotellamiento, etiquetado y todo eso que hace que aguas muy similares tengas precios muy diferentes, si tiene sabor. Poe ejemplo: el agua de Bezoya, soy incapaz de beberla, y sin embargo Solan de cabras o el agua del Carrefour, por decir alguna, me gustan. Bueno enhorabuena por tu blog, me gustan mucho los temas que abarcas en el, un saludo.

Datos personales

Mi foto
SALAMANCA, SALAMANCA, Spain
SUMILLER ( Hotel Escuela Bellamar, Marbella 2004 ) PREMIO MEJOR PROFESIONAL DEL SECTOR DE HOSTELERÍA DE SALAMANCA 2011

Seguidores